contacto@infop.hn

Campesinos del Corredor Seco viven mejor con programa para sostenibilidad del agro

Campesinos del Corredor Seco viven mejor con programa para sostenibilidad del agro
  • Los productores logran mejores cosechas aprovechando las aguas lluvias y el sistema de reservorios.
  • Más de 31,000 pobladores de 23 municipios cambiaron su vida mediante la siembra y cosecha de productos de primera necesidad
  • Crédito Solidario llega a Colomoncagua para promover financiamiento a los productores por medio de las cajas rurales.

Colomoncagua (Intibucá), 6 de abril.- Campesinos y productores agrícolas que habitan los municipios del denominado Corredor Seco en los departamentos de Intibucá y Lempira coincidieron hoy en que sus vidas han mejorado sustancialmente desde que hace un año, a iniciativa del presidente Juan Orlando Hernández, empezó un novedoso programa de rescate, apoyo y sostenibilidad del agro en estas postergadas zonas del territorio nacional.

El presidente Hernández supervisó hoy este Proyecto de Desarrollo y Sostenibilidad Social de 23 municipios del Corredor Seco y consideró que “es un importante centro piloto que debe replicarse por todo el país”, en busca de cambiar la vida de miles de personas que han vivido en extrema pobreza.

Autoridades de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (SEDIS) y de la fundación internacional CARE, organización ejecutora del proyecto, informaron que, a tan sólo un año de haber implementado el programa, han tenido logros significativos como el de la capitalización de las cajas de ahorro y crédito rurales de grupos organizados, con 45 por ciento de la inversión en insumos agrícolas.

Lo anterior ha mejorado la condición de vida de 6,320 familias que habitan en 16 municipios de Lempira y en 7 de Intibucá, los cuales integran cuatro mancomunidades de la zona y que han estado participando activamente en políticas de salud, nutrición, género, sistemas de alerta temprana y extensión rural.

De igual manera, resaltaron las 1,043 productores que han sido certificados para ser autosostenibles con las nuevas metodologías para cultivar,  que se basan en la construcción de cosechadoras de agua para almacenar el vital líquido en los tiempos de lluvia, y utilizarlo para irrigación por goteo en la época seca, como la que está registrando el territorio nacional en la actualidad.

Experiencia positiva

Agustín Amaya, propietario de una parcela que visitó el presidente Hernández, relató su experiencia como productor en el tema de la siembra a través del sistema de riego por goteo.

“Estamos tan agradecidos con el presidente y con la institución de CARE; por medio de esto hemos podido sembrar en pleno verano”, afirmó.

“Aquí son más de seis meses de pleno verano, pero gracias a Dios y a la ayuda del presidente hemos podido obtener una cosechadora de agua para sembrar pepino, chile, tomate y rábano”, destacó Amaya.

Señaló que en este sector se da todo tipo de cultivos, al tiempo que manifestó que “cuando cae el agua lluvia se agarran en las cosechadoras hasta 25, 000 litros del vital líquido. Está valorado todo el sistema en unos 22,000 lempiras”.

“Esto es una gran ayuda, un gran beneficio y esperamos que esto se multiplique más, porque nosotros comemos verdecito, ya no nos toca ir hasta La Esperanza en busca de alimento. Antes eran 5 horas para llegar allí, ahora son 2 horas por la mejora de la carretera” ejecutada por el Gobierno, puntualizó.

Amaya subrayó que es necesario organizarse entre grupos productores, pues a través de instituciones internacionales como CARE estos gestionan con el Gobierno y les proporcionan la ayuda técnica y financiera para asegurar los cultivos en cualquier época del año.

“Tenemos  un presidente excelentísimo. Jamás se había visto a un presidente visitando una parcela y ya hoy la tenemos. Que lo sepa toda Honduras y todo el mundo”, indicó.

Añadió que antes cultivaba a través del sistema llamado de mariposa y se desperdiciaba el agua, pero ahora con el reservorio aprovecha todo el líquido para desarrollar sus cultivos.

Pormenorizó que riega de la siguiente manera sus cultivos: el chile (11 minutos), tomate, (14 minutos), pepino (24 minutos) y habichuela (11 minutos).

Sueño hecho realidad

Uno de los campesinos beneficiados, don Amadeo Amaya Márquez, no ocultó su satisfacción al mostrar la gran cantidad de verduras y hortalizas que han logrado cosechar en plena temporada de verano, lo que no solamente les ha permitido tener asegurada su alimentación básica, sino hasta comercializar con los productos sobrantes y de esta forma generarse ingresos adicionales.

“El presidente verdaderamente ha puesto su mirada en lugares abandonados que hoy por medio de él están siendo reconocidos”, expresó don Amadeo, al destacar también que “hoy sí es cierto que nos están ayudando a nosotros los pobres”.

Por su parte, Filadelfo del Cid, otro campesino beneficiado, dijo sentirse contento porque “no se imagina todo lo que hemos cosechado, una gran variedad de productos que antes no cosechábamos, hoy se ve la diferencia”, apuntó.

“Hoy que nos ha apoyado el presidente se ha visto el enorme cambio en nuestra comunidad porque antes no cosechábamos como cosechamos hoy, pero hoy si se ve la diferencia y por eso estamos contentos”, manifestó.

El campesino resaltó que plena temporada veraniega estén logrando cultivar gran cantidad de productos con la utilización de poco agua para la irrigación.

Digna Guzmán, otra de las productoras, contó que están aprovechando al máximo el apoyo de la Administración Hernández, porque los productos están siendo comercializados con mucho acierto, tanto en el mercado local, regional e incluso ya hablan de exportar a El Salvador, la cual se encuentra a tan sólo 10 minutos de la zona.

Guzmán agradeció el apoyo del Gobierno, pero solicitó aún más apoyo para poder construir muchas más cosechadoras de agua que permitan que mayor cantidad de productores sean beneficiados con el innovador programa.

Justicia social

La visita de campo del mandatario hondureño por varias parcelas de beneficiarios, y que alcanza una gran parte de la Región Lempa, incluyó un conversatorio con más de 300 productores de la zona de Colomoncagua y lugares circunvecinos.

También el gobernante supervisó cosechas de agua, escuelas de campo, cajas rurales, la puesta en marcha de una oficina de Crédito Solidario en Colomoncagua y la sostenibilidad del Programa Merienda Escolar, todos como elementos determinantes en el éxito del nuevo modelo de desarrollo del área rural.

“Siempre decimos que queremos hacer justicia social con los más pobres; decirlo es fácil, pero hacerlo es más difícil y por eso necesitamos realizar alianzas con varias organizaciones, intentando ser más efectivos y generando mejores condiciones de vida para los que más necesitan”, dijo Hernández ante los productores de la zona y tras su visita a las parcelas.

“Hemos traído Banca Solidaria a este lugar y por medio de las cajas rurales, que son los ejemplos más prácticos de ahorro y financiamiento, vamos a impulsar el cambio de vida de la gente, para que puedan vivir de manera diferente”, indicó.

El presidente Hernández entregó a Francisco Guevara, representante de la Cooperativa Gualema Ilimitada, un cheque por 3, 000,000 millones de lempiras cómo financiamiento del Programa Crédito Solidario y que será manejado por las Cajas Rurales de la zona.

Acciones nuevas, resultados distintos

“Debemos aprovechar las oportunidades que se presentan y lo debemos hacer trabajando fuerte en nuestras regiones; esto implica que busquemos salir adelante por todos los medios, haciendo cosas nuevas para obtener resultados distintos”, manifestó Hernández.

Lo anterior, dijo que es una recomendación para varias áreas de la vida, pero en especial en el proceso de la agricultura, por medio del aprovechamiento del agua lluvia y la venta de productos al Programa de Merienda Escolar, como un modelo de desarrollo sostenible para la región.

“Debemos aprovechar los reservorios de agua para criar tilapia, por ejemplo, y para sistemas de riego, así como la cría de especies menores como gallinas, cabras y cerdo; hacia eso vamos, porque si ustedes cuentan con todo eso, sus hijos van a crecer más saludables. Por eso debemos recuperar esas costumbres que se han perdido en el campo”, expuso.

Centro piloto ejemplar

Hernández destacó que se debe llevar “el centro piloto de este programa a todo el país, para que se puedan obtener mejores condiciones de vida, pero es con mucho esfuerzo; ustedes lo han hecho y hoy se ven los resultados. Esto nos va a servir mucho”.

Asimismo, recordó a los alcaldes que “es bueno hacer obra gris, pero un proyecto como este, que cambia la vida de las personas, es algo a lo que debemos sacarle el mayor provecho posible porque representa que las personas pobres tengan posibilidades de salir adelante”.

En los últimos años se intensificaron los efectos del cambio climático a causa del fenómeno El Niño, motivo por el cual el Gobierno priorizó un proceso de intervención en la Región Lempa del Corredor Seco de Honduras, buscando mantener una producción agrícola permanente.

El modelo, que está vinculado a la plataforma Vida Mejor de la Administración Hernández, promueve la seguridad y autonomía alimentaria en 23 municipios del Corredor Seco, beneficiando y contando como participantes activos del programa a más de 31,000 pobladores de la región.

El alcalde de Colomoncagua, Natanael Martínez, dijo que “en esta zona estamos muy agradecidos porque nos está apoyando con proyectos importantes; por ejemplo, el alcantarillado del 50 por ciento de las casas del Casco Histórico, con la reconstrucción de la carretera que viene desde La Esperanza hasta Camasca y ahora con este modelo de desarrollo para familias afectadas por los efectos del cambio climático”.

De interés

– Este es el único programa identificado en Honduras que realiza un abordaje de varias dimensiones del fenómeno de la pobreza, porque no sólo la erradica, sino que busca mecanismos para educar y concienciar a la población hacia una mentalidad de producción continua y generación de ingresos.

– La iniciativa representa un significativo apoyo a los hondureños que viven en condiciones de miseria en las zonas rurales del país, ya que se establece como una plataforma que les permite la autosostenibilidad.

– El programa también comprende trabajar en mejorar las condiciones nutricionales de menores de 0 a 2 años, a través del modelo de Atención Integral a la Niñez en la Comunidad.

– En 2017 se pretende abarcar a no menos de 90 municipios del Corredor Seco, con el novedoso Programa de Desarrollo Social Sostenible, diseñado para las áreas afectadas por la falta de lluvias.

– Los municipios del Canal Seco han sido priorizados con el Programa de Desarrollo Sostenible; sin embargo, se pretende replicarlo en 141 municipios más de Honduras que tienen índices altos de pobreza extrema.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*